Invictus, un poema que animaba las horas y el temple de Nelson Mandela

Invictus, un poema que animaba las horas y el temple de Nelson Mandela

Notas 2 Comments 155

“Invictus” el poema de William Ernest Henley animaba las horas y el temple de Nelson Mandela, preso en Robbard, una isla ubicada en Sudáfrica. Mandela pasó más de 20 años de su vida en esta cárcel por ser enemigo de la segregación racial en su patria.

Al salir de cárcel, decidió unir a blancos y negros y terminar con los odios existentes, olvidando las penurias que había sufrido.

El genial actor y director Clint Eastwood, llevó al cine este aspecto de la vida de Mandela logrando un éxito de taquilla. “Invictus” fue protagonizada por Morgan Freeman y Matt Damon.  Ambos actores transmitieron la fuerza del pensamiento que Mandela había concebido. Una escena muy destacada la brinda la actuación del equipo de rugby conocido como los “Springbooks” que hasta ese momento era símbolo de la supremacía blanca. Ese encuentro deportivo que se relata en el film, fue un factor de unión y de paz y símbolo de una nueva nación.

Esta traducción fue realizada por el Doctor Juan José Guaresti (nieto) y es una de tantas que se han realizado sobre el tema.

INVICTUS
Desde la noche que me cubre
Negra como un abismo interminable
Agradezco a los dioses que fueran
Por mi alma inconquistable
En la cruel garra de las circunstancias
No he retrocedido ni llorado
Sometida a los golpes del destino
Mi cabeza sangra, pero está erguida
Más allá de este lugar de ira y lagrimas
Se yergue el horror de las sombras
Y no obstante la amenaza de los años,
Me encuentra y encontrará sin miedo
No importa cuan estrecha sea la puerta
Cuan cargada de castigos la sentencia,
Soy el amo de mi destino,
Soy el capitán de mi alma.


INVICTUS
Out of the night that covers me
Black as the pit from pole to pole
I thank whatever gods may be
For my unconquerable soul
In the fell clutch for circunstance
I have not winced nor cried about
Under the bludgeonings of chance
My head is bloody, but unbowed
Beyond this place of wrath and tears
Looms but the horror of the shade,
And yet the menace of the years
Finds and shall find me unafraid
It matters not how strait the gate,
How charged with punishments the scroll,
I am the master of my fate:
I am the captain of my soul.

2 Comments

  1. Almendra 14/06/2019 at 3:20 pm

    Hola! Quiaiera comunicarme con ud. por un libro de su autoría, le pido si podrá brindarme algún correo electrónico. Gracias.

Leave a comment

Back to Top