El sol, una fuente natural que favorece la producción de “vitamina D”, fundamental en la producción de anticuerpos

El sol, una fuente natural que favorece la producción de “vitamina D”, fundamental en la producción de anticuerpos

Notas 0 Comment 95

La Comisión de Salud del Parlamento Irlandés dio a conocer  una recomendación el 7 de abril pasado que hizo a su gobierno. Sostuvo dicha  Comisión  que todos los adultos de ese  país para defenderse del Covid 19 deberían  tomar vitamina D suplementariamente debido a que han descubierto alarmantes deficiencias de esa vitamina en su población. Esa deficiencia-señalan- está  unida a consecuencias negativas para  su salud en relación  con  el  Covid 19.  Se desprende de su texto que esa vitamina  D tiene muy grande relación en  la lucha contra el Covid 19 porque  si no fuera así , no se plantearía la necesidad de completar lo  que les falta. La denominada “Vitamina D”,  no es tal cosa sino que es  una potente hormona cuyas aptitudes  sirven para  estimular en  relación  al  Covid 19 las defensas naturales del cuerpo humano, como lo sostienen muchos estudiosos argentinos  y extranjeros. También sirven, con  idéntica aceptación para  enfrentar la diabetes, artritis, algunas dolencias cardíacas, algunos tipos de cáncer, próstatas inflamadas , problemas  óseos etc .etc. La vitamina D rechaza o mengua significativamente las mencionadas dolencias. Si la población en general tiene menos  “vitamina D” que la que prescribe la ciencia,  el Gobierno munido  de las estadísticas  adecuadas  debería  informar  a la comunidad  y adoptar de inmediato medidas sencillas para resolver  ese problema: En buena parte de nuestro país el Gobierno debe recomendar de  inmediato, sin  demoras ni vacilaciones, que quienes puedan hacerlo, tomen media hora de  sol diario y para complementar la preparación física, otra media hora  de caminar a  paso vivo. Desde el médico Hipócrates que vivió en  Grecia hace unos 2500 años(460 ac. a 360 a.c.) se sabe  de la gran influencia que tiene el sol en la salud humana. Más modernamente la ciencia ha descubierto que los rayos ultravioleta que  emite  el sol y que alcanzan a nuestra  piel, generan una reacción en el organismo que genera  la mencionada hormona, que vamos a llamar “vitamina D” porque así se la  conoce. El sol es la  fábrica más eficiente que existe para conseguir “vitamina D”. Por el momento es gratis, igual que la caminata. Como el “trabajo” del sol no tiene frutos instantáneos el Gobierno debe adquirir suficiente  “vitamina D”para distribuir cuánto antes entre la población  la vitamina D, diríamos industrial, para aguardar preparados que en unos tres meses, la naturaleza culmine su obra  creadora. Se debe clausurar enérgica  y rápidamente  nuestro  impresionante pasivo de miles  de muertos, familias  destrozadas y extensión  de la pobreza.    

El informe con el cual comenzamos  este trabajo, señala que en Irlanda el 47 por ciento de quienes tienen entre  18 y 39 años son víctimas de la riesgosa carencia de “vitamina D” y también ,  35% de los comprendidos  entre  50  y 59 años. La población de más edad y aquellos que tengan y  piel más  oscura están en peligro de esa deficiencia. También indican que el 64% de los que llegaron  a más  de 80 años y el 67 % de los  que  viven en asilo de  ancianos son deficientes como lo son el 93 % de raza  negra, asiáticos y minorías étnicas.

El trabajo señala que la falta de luz solar, en especial rayos ultravioleta, y largas jornadas  de  trabajo a puertas cerradas contribuyen a la deficiencia apuntada. La República de Irlanda donde nació uno de nuestros grandes héroes, Guillermo Brown y que ha entregado a  la  Argentina una muy importante, trabajadora  y emprendedora  inmigración,  nos da ahora un valioso ejemplo de cómo resolver, apuntando al fondo de la cuestión que es  la  deficiencia de “vitaminaD”, un problema aparentemente insoluble.

No hay ninguna duda que si el fondo del tema  es la deficiencia en  vitamina D aunque juntemos todas las vacunas contra el ”coronavirus” y nos demos un cocktail con ellas,  no se resuelve esa deficiencia: Seguiremos expuestos a infecciones y enfermedades  porque no se nos ha informado que, en términos generales hablando, nos falta una hormona que para conseguirla tenemos  que buscarla en  la azotea de nuestro departamento , en el jardín del vecino o en una  plaza cercana, gratuitamente.

La situación argentina:    

La población está aterrorizada por la cifra de contagios y muertes lo que se debe a que nuestros gobernantes no actuaron con la determinación necesaria  ni  hicieron  las investigaciones imprescindibles pese a que periodísticamente se les dijo que la vitamina  D  y el ejercicio físico, pueden  reducir esta enfermedad.  El Poder Legislativo no tiene siquiera  una comisión bicameral para controlar lo  que está haciendo el Poder  Ejecutivo  y verificar el correcto funcionamiento  del sistema de salud. Nuestros legisladores, dicho en  general y con notorias y esclarecidas excepciones,  se limitan a cobrar  su sueldo y decidieron que además no tienen obligación de asistir en persona. No se han reunido nunca para estudiar ni cambiar ideas ni escuchar a algún especialista ni establecer un seguimiento  de lo que ocurre. La responsabilidad que tienen los Presidentes de las Cámaras por no haber convocado a sus miembros a sesionar en estas circunstancias, es gravísima. El Poder Ejecutivo encerró a  mucha gente sin investigar luego, si se justificaba dejar sin trabajar  a casi la mitad de la población. Si se hubiera estudiado  lo que les pasó a los  que fueron encerrados en sus casas se sabría que parte de los confinados gozaban de perfecta salud  y otros tenían enfermedades preexistentes que habría que tratar o  simples carencias subsanables  como no hacer ejercicios físicos o no tomar sol  . A nadie se le dijo que debía hacerlo,  omisión que un año más  tarde continúa y que ha originado  miles  de vidas perdidas Se sabría , con un sencillo análisis de sangre,  que muchos tendrían menor cantidad de la hormona(vitamina D) aludida  que el tope  aconsejable:  31 microgramos por litro de sangre aunque hay opiniones  que llevan esa cifra a 38 a 40 microgramos y aún más. No tener la cifra de “vitamina” D  que fuere , es  invitar a que nos agreda el  coronavirus, por  suprimir la  línea  de  defensa esencial contra las infecciones. A partir del 20 de Marzo de 2020 debimos quedarnos en nuestras casas, cuando en muchos casos lo que procedía era hacer lo contrario. Más arriba de los 60 años , para combatir  al  virus es  preciso hacer por  lo menos unos 30 minutos  de  caminata  al paso vivo o algún otro movimiento similar y hay que tomar sol. La sabiduría popular dijo siempre que  “El  trabajo es salud”, o sea que “ Sin trabajo no hay salud”. A millones de argentinos se los condenó a “no tener  salud”  porque se les quitó el trabajo.   El resultado son los miles de  muertos que tenemos y varios millones de desocupados . Se dijo  siempre ”donde ingresa el sol, no entra el médico”,  pero nuestros gobernantes como diría Hamlet, ”son silencio”. El tiempo se terminó de manera que  parece sensato establecer un período de tres meses con vitamina D artificial, mientras el  sol va haciendo su obra , como debe hacerla el ejercicio físico. El General Manuel Savio,  héroe de la industria nacional, dijo: ”Lo importante es no demorar más”. El hecho de que hayan aparecido vacunas, no exime  de atacar desde ahora  mismo, esta implacable amenaza:  Hay que elegir entre tomar sol  y hacer ejercicio, o aguantarse la enfermedad.

Por Juan José Guaresti (nieto)   
Crédito fotográfico:  Wikipedia

Related Articles

Leave a comment

Back to Top