Los feriados en la Argentina tienen un costo que no beneficia al país

Los feriados en la Argentina tienen un costo que no beneficia al país

Notas, Sociales 0 Comment 29

Entrevista con el Dr. Juan José Guaresti, defensor del trabajo y del crecimiento del país, quien se pronuncia sobre la proliferación de feriados puente —no laborables— en la Argentina y las consecuencias que esto trae a nivel nacional.

Buenas tardes Dr. Guaresti, hoy estamos en domingo víspera de feriado largo por el 9 de julio, ¿qué puede decirnos sobre los feriados en la Argentina? ¿En otros países hay tantos feriados como aquí? 

La Argentina es uno de los países que más feriados tiene. A mi entender, se ha abusado durante estos años de otorgar feriados como reconocimiento a distintos héroes o personalidades importantes de la historia argentina —además de las fechas patrias— porque se ha olvidado que ‘feriado’ significa ‘no trabajar’ y ‘no trabajar’ significa ‘no crear’. Esto, a la larga, también influye en la pobreza: el no trabajar implica una mayor cantidad de personas en esta situación y yo estoy en contra de aquellas acciones u omisiones que provoquen un aumento en el índice de pobreza de la Argentina. 

Teniendo esto en cuenta, ¿con qué criterio establecería usted un feriado? 

Un feriado tiene que ser algo muy excepcional, por ejemplo, la conmemoración de la muerte de San Martín o Belgrano, pero también hay que ser cuidadoso porque no hay que olvidar que los feriados están relacionados con otro aspecto muy importante: la unificación del sentimiento nacional. La contracara de esto es que durante esos días no se produce, por lo que dar un feriado tiene un costo, no es gratis. 

¿Y qué me dice de los feriados puente? Porque ese es otro tipo de feriado implementado durante el gobierno anterior y que hoy continúa. Se dice que estimula el turismo, algo que puede verse porque hay mucho movimiento, ¿qué puede decir usted desde la otra vereda?

Con los feriados o días puente no estoy de acuerdo de manera alguna. El turismo argentino tiene que buscar otra forma de atraer turistas, sobre todo extranjeros, porque el feriado, como dije antes, tiene un costo. El turismo se beneficia económicamente sí, pero las pérdidas económicas que experimenta todo el país cuando no se trabaja son muchísimo mayores. Por lo tanto, estoy de acuerdo en que se promueva el turismo, pero hay que buscar otra manera de estimularlo para que el beneficio sea mayor al costo que hay que pagar por ello. 

¿Existen estudios que realicen esa comparación, que analicen el costo-beneficio, por ejemplo, en la Ciudad de Bs. As? Porque las provincias hoy en día están muy contentas con el movimiento turístico que se está dando. 

No pongo en duda que las provincias estén contentas con el movimiento actual, pero estoy seguro de que lo estarían mucho más si el país tuviera políticas económicas que estimularan la industria y la transformación de sus productos naturales o que brindaran una mejor preparación a la gente para que desarrollar sus habilidades y producir, eso daría beneficios muchos mayores. En las provincias están contentos quienes se dedican al turismo, pero también debe haber mucha gente que quiere instalar industrias o trabajar para seguir produciendo y no puede durante esos días. Voy a dar un ejemplo extremo, pero que ilustra la situación: un día tan importante como el que se conmemora el Desembarco de Normandía no es feriado en los países que intervinieron, la gente se acuerda de sus héroes pero no es feriado. 

El sector turístico, sin embargo, es muy importante en muchos países. En España, por ejemplo, ese sector ha crecido muchísimo en los últimos años y ha traído beneficios. ¿Está de acuerdo?

Sí, entiendo que España ha crecido muchísimo gracias a eso y también otros países como Grecia o Francia, pero esos países no figuran entre los que más días feriados tienen, la Argentina sí. Y sin embargo no tiene la misma cantidad de turistas que los países que nombramos antes. Eso quiere decir que la clave no está allí. Nosotros tenemos un sector del turismo, el que viene del exterior, que a mi entender no está suficientemente estimulado aunque se está trabajando en ello. Quienes crean que el turismo interior basado en feriados y en el cierre de miles de empresas durante esos días es bueno, están equivocados. Basta mirar los números de la cantidad de gente que se moviliza y de la gente que queda parada porque ese día no se trabaja. Yo estoy de acuerdo con el turismo, por supuesto, pero considero que el costo de parar el país cada feriado es muy alto.

Le comento esto porque, al asumir, Cambiemos no quería continuar con este sistema de feriados puente, pero luego de muchos reclamos de las cámaras empresariales y turísticas de las provincias se configuró un calendario que los incluye. Estos feriados son muy importantes para las provincias que no son destinos turísticos tradicionales —La Rioja, Catamarca, entre otras— y que este turismo interno ha empezado a elegir, por lo que pueblos más chicos o alejados de las ciudades también se ven beneficiados. Este ha sido uno de los motivos por los que se decidieron mantener los feriados puente. 

Sí, estoy de acuerdo. Esto evidentemente estimula de alguna manera el turismo, pero lo que quiero remarcar es el costo final que a la larga pagan esas mismas provincias, ya que seguramente les convendría tener ferrocarriles que funcionen, caminos que realmente sean caminos… Eso las beneficiaría mucho más y atraería también más turismo natural. Es un cálculo económico muy fácil de hacer aunque hay que mirarlo todo con mucho cuidado; puede ser que estos feriados conlleven ventajas, pero el costo que paga el país por esas ventajas inmediatas es altísimo. 

¿Y cómo le parece que habría que estudiar esta situación?

Tenemos que mirar al país como una totalidad, no como una parcialidad. Lo que usted menciona es cierto, pero estoy seguro de que si las fábricas trabajaran y las personas estuvieran en actividad, más sectores tendrían la posibilidad de moverse y visitar esos lugares sin necesidad de feriados. La que se tiene hoy es una mirada a corto plazo, y considero que un hombre de estado es aquel que no mira la ventaja inmediata sino la mediata. En lo inmediato, por lo tanto, el feriado trae ventajas, sin ninguna duda, pero lo que le cuesta a esa misma provincia no tener las industrias que debe tener o las transformaciones y obras que deben hacerse para que siga creciendo es muy superior a la ventaja que le trae el turismo con hoteles llenos durante esos fines de semana.

Related Articles

Leave a comment

Back to Top